Tienda gay sexshop con envío 24 horas.

965 958 121 601 097 029 L-V 09:00-15:00

Duchas anales

¿Por qué debes usar un enema o ducha anal?

Aquí tienes todo lo necesario para una ducha completa. No dejes de utilizar las duchas anales (enemas o lavativas) para un completa limpieza del culo. Ya sabes lo que es salir a follar, o recibir el polvo en casa, todo debe estar muy limpio para que la experiencia sea satisfactoria. Por eso es que es imprescindible un ducha anal para una buena lavativa una hora antes del polvazo. Puedes escoger entre los varios modelos que aquí hay. Elige el que mejor se adapte a ti y úsalo.

Usar un enema (ducha anal) para una correcta higiene a la hora de mantener sexo anal es importante para no llevarte "sustos" y que la experiencia sea completamente satisfactoria. El enema es frecuentemente usado en la medicina con diversos propósitos, pero también es una buena herramienta para mantener la higiene rectal, esto es fundamental cuando se trata de tener sexo anal. Aunque puede parecer complicado, se trata de un procedimiento muy sencillo. Recomendamos usar agua de botella para evitar cualquier tipo de concentración de cal o cloro que pueda irritar la delicada zona del ano. El agua debe estar tibia ya que si está muy fría o muy caliente puede ocasionarte molestias y daños.

Para una aplicación más agradable de las duchas anales es recomendable usar algún lubricante para poder introducir la boquilla de tu ducha anal con mayor facilidad y sin molestias. Lubrica por completo la boquilla del enema y también el ano.

Elige una postura cómoda para aplicar el enema (usa una postura con la que habitualmente practicas sexo anal), pues la idea es que retengas el líquido al menos unos minutos, así conseguirás limpiar de forma adecuada el recto. Retén el agua por algunos minutos y después siéntate en el WC y empuja suavemente para vaciar el líquido. Toda esto no tomará más de 5 minutos y te garantizará sexo anal placentero y sin sorpresas desagradables.


¿Por qué debes usar un enema o ducha anal?

Aquí tienes todo lo necesario para una ducha completa. No dejes de utilizar las duchas anales (enemas o lavativas) para un completa limpieza del culo. Ya sabes lo que es salir a follar, o recibir el polvo en casa, todo debe estar muy limpio para que la experiencia sea satisfactoria. Por eso es que es imprescindible un ducha anal para una buena lavativa una hora antes del polvazo. Puedes escoger entre los varios modelos que aquí hay. Elige el que mejor se adapte a ti y úsalo.

Usar un enema (ducha anal) para una correcta higiene a la hora de mantener sexo anal es importante para no llevarte "sustos" y que la experiencia sea completamente satisfactoria. El enema es frecuentemente usado en la medicina con diversos propósitos, pero también es una buena herramienta para mantener la higiene rectal, esto es fundamental cuando se trata de tener sexo anal. Aunque puede parecer complicado, se trata de un procedimiento muy sencillo. Recomendamos usar agua de botella para evitar cualquier tipo de concentración de cal o cloro que pueda irritar la delicada zona del ano. El agua debe estar tibia ya que si está muy fría o muy caliente puede ocasionarte molestias y daños.

Para una aplicación más agradable de las duchas anales es recomendable usar algún lubricante para poder introducir la boquilla de tu ducha anal con mayor facilidad y sin molestias. Lubrica por completo la boquilla del enema y también el ano. Elige una postura cómoda para aplicar el enema (usa una postura con la que habitualmente practicas sexo anal), pues la idea es que retengas el líquido al menos unos minutos, así conseguirás limpiar de forma adecuada el recto. Retén el agua por algunos minutos y después siéntate en el WC y empuja suavemente para vaciar el líquido. Toda esto no tomará más de 5 minutos y te garantizará sexo anal placentero y sin sorpresas desagradables.

17 artículo(s)

por página

17 artículo(s)

por página

  Loading...