Tienda gay sexshop con envío 24 horas.

966 372 818 601 097 029 L-V 09:00-15:00

Bondage

Elementos 1 a 60 de un total de 124

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

Elementos 1 a 60 de un total de 124

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

El bondage es el acto de impedir el movimiento de alguien mediante ataduras e inmovilizaciones. Los beneficios de esta practica varían según la personalidad de cada uno, sentirse atados favorece las descargas de adrenalina en el cerebro, aumenta la tensión sexual y libera ondas alfa que son las que se emiten en estado hipnótico o de atención difusa, similar al producido por la televisión o conduciendo por una carretera recta en medio de la noche. Estrechar o tirar de las ataduras favorece el flujo de adrenalina y euforia.

En la mayoría de los casos el bondage permite relajarse y disfrutar tanto si eres dominante como si eres sumiso, despreocuparse de la situación y sólo sentir, es algo que muy pocos pueden hacer en una relación paritaria. El sumiso no se siente responsable de lo que está pasando ni culpable por lo que el otro le hace aunque sean cosas con las que fantaseó y nunca se atrevió a hacer o pedir. El que lleva a cabo el bondage experimenta una liberación similar a causa de la sensación de poder que se siente cuando se tiene a un ser humano entregado a tu antojo, aunque la cortesía de la relación obliga al dominante a no hacer nada que pueda molestar al dominado, para eso antes hay que negociar los limites como en toda practica de BDSM.

Admite multitud de niveles para ser practicado, desde muy suave a muy extremo. El placer está garantizado, eso siempre. Desde grilletes para atar las muñecas hasta bolsas de látex para cubrir todo el cuerpo y dejar fuera solo la cabeza para follarle la boca mientras está completamente inmóvil.
Está el clásico “atar las manos” para lo que encontrarás cuerdas de todo tipo, suaves y duras, la camisa de fuerza por si se te vuelve loco del gustazo, los inmovilizadotes de muñecas y tobillos, cuello y tobillos, muslos y muñecas, etc…. Todos muy útiles para follar bien follado, para posturas que de otra forma resultarían cansadas o impracticables. Y para mil juegos de sumisión y de placer. Y, aunque no haya juego de sumisión, amo/esclavo, etc.. las herramientas de bondage son siempre útiles para que el polvo alcanza nuevas cotas de placer. Todos los que lo han probado, repiten sin queja y la mayoría solemos hacernos adeptos incondicionales de las cuerdas, arneses, esposas y hasta inmovilizadotes con los que hemos experimentado jornadas enteras de buen sexo.

Puedes atar, o ser atado, con cuerda, con cinta de látex (desaconsejo las utilización de adhesivos), y puedes ser atado, o atar, con unas buenas esposas y grilletes. Especialmente diseñados y fabricados para que sean seguros y sean utilizados en el sexo, estas esposas y grilletes son lo que necesitas para ser sometido por tu amo. Muy versátiles en su uso, de fácil manejo, te permitirán muchas combinaciones para que juegues con tu mascota, o para sentirte mascota, esclavo, sumiso, lo que quieras. Tanto follar como ser follado, utilizando las esposas y los grilletes, es un placer que solo conocen los que lo han probado. Te puedo asegurar que son una herramienta indispensable para el bondage, el rol amo / esclavo, el sadomaso e, incluso, para follar con tu novio, o polvo de turno, de una manera excitante.

  Loading...